La transformación digital está revolucionando del mundo, muchos sectores están cambiando de forma radical, y el mercado laboral no es diferente. Con la incursión de la tecnología en las empresas, muchos puestos de trabajo han cambiado y otros están siendo creados para cubrir las nuevas necesidades que surgen

. El trabajador de la era digital debe tener cualidades que quizá antes no hubieran completado si no quiere que se le cierren las puertas a la hora de encontrar empleo, los tiempos están cambiando y nosotros tenemos que adaptarnos a ellos.

Claves

1. Competencias Digitales

Aunque cada empleo requiera de capacidades específicas, en general hay que contar con algunas en comunes: visión estratégica, capacidades de gestionar altas cantidades de información, control del entorno, y herramientas digitales, orientación al cliente, liderazgo y capacidades de análisis.

2. Estudiar el mercado laboral

Los perfiles profesionales que tiene más demanda son los, profesionales en marketing y comunicación, especialistas en tecnología, analítica, análisis de web, etc.

3. Especializarse

El mercado laboral de nuestros días se caracteriza por la competitividad del mercado, algo que por lo general se adquiere con herramientas de los estudios y master. Es importante diferenciarnos de los demás para poder aspirar a otras opciones laborales.

4. Adaptar el curriculum al perfil digital

Presentar el CV en papel o en un formato tradicional resulta obsoleto en el ambiente profesional actual. Así que tiene que echar mano a los programas de diseño y herramientas online. Es recomendable adaptar el CV la rama digital y acompañado de una carta de presentación adecuada al puesto.

5. Huella digital

Es importante aclarar que, si bien las tecnologías pueden ser grandes aliadas a la hora de encontrar empleo, también pueden funcionar como un arma de doble filo. Cada una de nuestras acciones en línea deja su huella, puede parecer invisible a simple vista pero siempre está ahí, aquellos candidatos que manejen de forma imprudente sus redes pueden ser descartados. Así como las tecnologías pueden facilitar el acceso al empleo, también puede descartarlo si su huella digital que crea el trabajador no es positiva.

Las nuevas tecnologías e internet han provocado la aparición de nuevas formas de negocio: plataformas digitales para relacionarse con los amigos, creación de contenidos en las redes sociales, la oferta se servicios a través de aplicaciones. La realidad es que el mundo digital evoluciona muy rápido y en el futuro más de la mitad de las personas trabajaran en una profesión que aún no existe.

La mayoría de los niños que ahora están en primaria tendrán una profesión relacionada con el ámbito digital: desde programar o diseñar aplicaciones en internet, hasta dar ideas que cambien las formas de comunicarnos, comprar o  de divertirnos.