La duración ideal de un proceso de selección debería ser igual o inferior a un mes. Alargarlo, de hecho, incrementa los gastos del departamento y perjudica la experiencia del candidato.

Reclutar rápido puede convertirse en todo un reto para aquellas empresas que gestionan numerosos procesos de reclutamiento al año.

Sin embargo, es posible si utilizamos las herramientas adecuadas y sabemos cómo optimizar cada paso: desde la publicación de la oferta hasta la criba curricular.

  1. El primer paso para reclutar rápido: ten tus necesidades claras

Cuando el departamento de Recursos Humanos afronta un proceso de reclutamiento lo primero que debe hacer es reunirse con los responsables del área que necesita esa nueva incorporación. ¿Por qué? Para conocer las actitudes, aptitudes y formación que necesitará el nuevo empleado.

Tener claras las necesidades del puesto ofertado nos permitirá ahorrar tiempo a la hora de redactar la oferta y de cribar currículos.

  • Apuesta por postular en varios sitios y tu ATS

Llegado el momento de publicar la oferta el multiposting se postula como una excelente opción.

Se trata de la posibilidad de difundir la vacante en un gran número de fuentes de reclutamiento externo.

Esto permite a la compañía alcanzar un número mayor de potenciales candidatos, ahorrando tiempo y dinero a la hora de reclutar. El objetivo es maximizar el alcance para encontrar el talento que buscamos.

A través de la Plataforma de Selección y Reclutamiento de Buskeros.com podrás tener entre sus funcionalidades:

Miles de Candidatos con sus CV actualizados.

El uso de AI para el Match de candidatos con tu anuncio de empleo.

Realizar búsquedas avanzadas.

Almacenar currículos de una manera más rápida.

Optimizar el tiempo dedicado a la publicación de ofertas y poder afrontar otras actividades que antes se quedaban sin resolver o se posponían.

Generar informes para conocer qué canales de reclutamiento funcionan y cuáles no de cara a posteriores procesos de selección.

Cumplir con la ley de protección de datos y evitar problemas legales porque el propio ATS se pone en contacto con los candidatos para que sean conscientes del tratamiento que la entidad hará de sus datos personales.

Acceso a video entrevistas.

Acceso a más de 3,000 tipos de pruebas psicométricas en línea, entre otros.

  • Asegúrate de que tus plataformas son responsive

¿Qué significa ser responsive? Quiere decir que el diseño de tu web o donde alojes la oferta de trabajo debe estar adaptada para que cualquier persona pueda visualizarla correctamente desde cualquier dispositivo y lo que es más importante, inscribirse.

Y es que ya no solo nos informamos a través de la Red, sino que casi la mitad de la población que se encuentra en edad activa, se inscribe en ofertas a través del móvil. 

Cuando un proceso es responsive facilitamos que en cualquier instante un futuro talento se apunta a nuestra oferta. Si no es responsive, puede estar interesado en la oferta, intentar apuntarse y al no ser capaz, pierda interés o se le olvide volver a intentarlo desde otra plataforma. 

  • Sé muy específico en la elección de tus fuentes de reclutamiento.

Cuando nos planteamos reclutar nuevos empleados para un puesto de trabajo es necesario prestar atención a las dos fuentes de reclutamiento principales: las externas y las internas.

Fuentes de reclutamiento externas

Las externas nos permiten acceder a un gran volumen de gente fuera de las empresas. Dentro de este tipo de fuentes podemos acudir a portales de empleo, redes sociales, eventos, bolsas de trabajo, la propia web corporativa, contenido multimedia que capte la atención de los candidatos y agencias de trabajo temporal o consultorías. 

Sea cual sea el canal elegido es imprescindible que a la hora de publicar la oferta escojamos las fuentes de reclutamiento adecuadas. Si, necesitas un ingeniero en telecomunicaciones publica la oferta en canales que suelen consultar y no en uno genérico de ingenieros.

Fuentes de reclutamiento internas

El Reclutamiento interno apuesta por dar oportunidades de mejora a trabajadores que ya forman parte de la empresa.

 Las maneras de reclutar internamente más habituales son a través de becarios, antiguos empleados, personas recomendadas por algún trabajador de la empresa y a través de la colaboración de los enlaces sindicales.

Es decir, si por ejemplo buscas becarios para cocinero, es recomendable que pongas la oferta en escuelas de hostelería.

  • Apuesta por las redes sociales

La consulta de nuestras redes sociales se ha convertido en una actividad mecánica y habitual. Por eso las empresas deben prestar especial atención a la imagen empleadora que proyectan ya que si es positiva serán ellos mismos los que se pongan en contacto para trabajar en la compañía.

El Social Recruiting o reclutamiento social se ha convertido en una estrategia muy extendida por parte de las compañías que consiste en reclutar a los candidatos con más talento a través de las redes sociales.m.

La labor de la entidad no termina con la publicación de la oferta en las RR. SS. sino que es necesario haber trabajado previamente en la consecución de una buena imagen de marca.

Por otro lado, al reclutador puede servirle de mucha ayuda consultar las redes sociales de algunos candidatos cuando, por ejemplo, está entre dos para tomar una decisión final. La imagen que proyecte cada uno de ellos a través de fotografías, comentarios o estados aclarará al entrevistador si uno u otro es más afín a los valores de la compañía.

Apostar por las redes sociales a la hora de reclutar exige que las ofertas estén actualizadas correctamente, que el perfil corporativo sea llamativo para los candidatos y que las ofertas estén redactadas con mimo y el mayor número de detalles posible. De esta forma evitaremos que se inscriban personas a las que al final no les interese el salario, la duración del contrato, etcétera.

Las redes sociales aportan a las empresas una gran cantidad de datos y un mayor volumen de candidatos de cara a los procesos de selección. La plataforma de Buskeros permite analizar pormenorizadamente esta información de una manera sencilla, rápida y sin errores.

  • Crea una base de talentos propia

Crear una base de talentos propia es clave para ahorrar tiempos operativos a la hora de reclutar rápido. Por ejemplo, En Buskeros se permite crear esa base con todos los candidatos que han formado parte del proceso, con aquellos que han ido pasando en las diferentes etapas de la Selección de talento.

La principal ventaja es que podremos acceder a ellos a posteriori, en otros procesos, sin necesidad de volver a colgar la oferta.

  • Cuida tu marca empleadora

Es fundamental cuidar la reputación que tiene tu empresa como marca empleadora. Esto se conoce también con el término employer branding.

Para captar nuevos clientes es necesario tener una buena imagen empresarial, pues para conseguir nuevos talentos también es necesario cuidar aspectos como la satisfacción de los trabajadores con sus condiciones laborales, el clima de trabajo, la motivación, la imagen que proyecta la empresa, etcétera.   

Para lograr un correcto employer branding hay multitud de estrategias como, por ejemplo:

Llevar a cabo eventos y juegos.

Implementar beneficios sociales.

Cultura empresarial definida.

Cuidar al empleado para que se convierta en embajador de marca.

Cuidar el posicionamiento SEO para que la empresa aparezca entre los primeros resultados del buscador y crezca su visibilidad.